martes, 20 de julio de 2010

Y "por fin" llegó el día.

Sería que pensaba no llegaría nunca este día, porque siempre dije que mi contrato de madre era hasta que cumplieran los ansiados 18, en el momento que te refrotan por la cara " que soy mayor de edad", en ese mismo instante yo dejaría de tener que velar por ellos, mi contrato estaría terminado.

Pero siempre he sido consciente de que esto es de por vida, sino que objeto tiene los malos momentos, cuando han estado malos, cuando se han caído y ha habido que ayudarles a levantarse, y esos pequeños triunfos en los deportes, el primer novio o novia, la primera vez que te llaman mama, los nueve meses de complicidad mientras los llevas dentro de ti.

Fueron pasando los 18, los 19, los 20 y así iban pasando los años y nada seguía en casa, y como yo era el poli malo, y lo sigo siendo, estaba deseando que se fuera, que empezara a volar, así seguro que nos llevaríamos mejor.

Y el día que tantas ganas tenia de que llegara, por fin llegó, el pasado día 1 de Julio mi hijo echo a volar, en principio pensé que sería durante 3 meses que se iba a trabajar y volvería al termino de contrato, pero este finde vino a casa, y por lo visto es definitivo, pase lo que pase se queda a vivir en mi querido Bilbao.

Así que estoy contenta y triste al mismo tiempo, por eso esta pagina de art journal.

Y sabeis una cosa el me decia, ya veras como lloras cuando me vaya, como me vas a echar de menos, y yo dura donde las haya, " que te lo has creido tu, poco agusto que me voy a quedar", naaaaaa mentira, él tenia toda la razón.

8 comentarios:

Cuchy dijo...

Mira el lado bueno Ali. Así tienes más hueco para Sara, que después del cajón, se queda con su armario, seguro. jejeje :)
Ánimo, que cuando venga a casa por Navidad, todavía llorarás más.
Un beso

Cuchy dijo...

Uy, que se me olvidaba. Esos sellitos tan chulos???
Era lo que pegaba, una página de art journal de los de verdad.

Lludria dijo...

¡Dos páginas preciosas! ¡Cómo te entiendo! Yo también he intentado ser siempre "de las duras" ;)
¡Ánimo! Un abrazo

Sara dijo...

Mu chula, me gusta.
Solo una cosa... yo pa que c_ñ_ te dejo el tripode??, tenías que haber hecho una foto por página y así se vé más grande y no hay que recortar tanto....

Anna dijo...

acabo de descubrir tu blog y me encanta tu trabajo!

Helena dijo...

Y yo que estoy deseando que se vayan los mios... esa es la parte triste que tiene la independencia del hogar, pero no te preocupes que el sábado te doy un abrazo bien gordote.
Me ha encantado el art-journal¡¡
Besitos

Cecilia dijo...

Me has emocionado!!! Siempre estoy pensando en como me sentiré cuando se hagan mayores....
Besos!!

Thessa dijo...

Unos se van y otros vienen. Es ley de vida, cuando los tienes en casa no ves el momento de que se emancipen y cuando lo hacen, lloramos como unas tontas. Pero, así es como ocurre siempre. Como dice Cuchy, en navidad llorarás más.
Besos.