viernes, 15 de enero de 2010

Lo que dura un cabreo

Cuanto puede durar un cabreo? un enfado? una mala leche?
Un rato, un día, una semana, un mes, un año o toda la vida?
Saber que tienes días al año premeditados para el cabreo, que aunque no quieras, sabes al acostarte que al día siguiente vas a estar todo el tiempo mal, mosqueada, sin hablar con nadie, porque si abres la boca es para tener una bronca.
Pues eso, con la edad y la acumulación de esos días año tras año se te va agriando el carácter, y la verdad es que no me gusta nada, pero es algo que no se puede evitar.
Lo peor de esto es que la otra parte de este conflicto le da exactamente igual, sabe tan bien como tú lo que va a pasar y no tiene un detalle, un misero detalle. ¡Por Dios que deprimida que estoy!.
Y si esto es malo, aplicamos la ley de Muphy y va a peor, ya tiro la toalla, me he cansado y eso terminará con todo, porque nadie lucha por lo que había, la pasión es verdad que acaba con los años y no es malo ( físicamente el cuerpo tampoco responde igual) por el contrario se entra en algo mas tranquilo y sereno, como mas profundo, pero sigue sin detalles y eso me mata.
Y por esta reflexión que me hago a mi misma no he actualizado el blog, no me apetecía que mi primer post del año fuera así pero me esta durando un rato largo el cabreo, y no quería dejarlo para mas lejos.
En el próximo ya se me habrá pasado, espero

9 comentarios:

Sara dijo...

anda que... pues si que estamos buenas....
¿y si nos vamos juntas a las rebajas se nos pasará?, porque en realidad yo no quiero ir, pero como siga sin comprarme ropa voy a tener que ir en chandal a la ofi... o peor... en pijama...

Àurea dijo...

Aliciaaaaaaaa!!! Nooo, que no quiero leer estas cosas!!! Madre mía, esto pasa porque hoy no hemos hecho terapia!! Aquí todas calladas hoy!! Será que tendrás que venir, hacer una escapadita, a hacer terapia con nosotras... :)

Un beso muy grande y ánimos!!!!

Pilar dijo...

Yo que estaba anonadada con el post aquel del aniversario, de las pasiones, del amor compartido durante tantos años, etc. etc. etc,,, que me gustó taaanto, y que quería hablarte de ello pero todavía no me había decidido. Y resulta que hoy me encuentro ESTO.
La verdad es que muchas veces me siento exactamente como tú dices: sabes lo que va a pasar, y cuando pasa no puedes evitar el mosqueo.
Amiga espero que esto pase pronto.
Besitos y un ABRAZO gordote.
Pilar Márquez

Cuchy dijo...

Este requiere risoterapia, ya!
Venga guapetona, anímate, que no queremos verte así.

Reto 52 dijo...

Chicas que conste en acta que ya va remitiendo el temporal.
Hasta la proxima, pero vamos que esto no es de preocupar.

ana manzana dijo...

pága un día con la misma moneda, a ver qué pasa...

Helena dijo...

¿Por qué nos juntaremos con estos hombres estupendos pero con tan poca imaginación y tan pocas ganas de pensar en sorprendernos? Supongo que el resto compensa.

De todas formas entiendo perfectamente el mosqueo así que aquí me tienes para hablar o tomar un café o irnos a un pintball de esos a disparar pensando en los maridos.

Marie-Hélène à Madrid dijo...

Aliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

te mando un mail !!! Moño !!!

Bea dijo...

No te disgustes, los hombres en general son todos asi de simples, hay algunos con el gen medio cruzado pero por lo demás, los detalles, la sorpresa, no vienen en su programación, y ni te mates en querer reprogramar.
Lo mejor es cojerle la visa y hacerse una misma un detalle, jjjjj